Deportes

Miami Dade Prince Julio César Madrid//
Francia pone contra las cuerdas a los Pumas

Miami, Estados Unidos, Venezuela, Caracas
Francia pone contra las cuerdas a los Pumas

El ?XV del Gallo? resiste la remontada de Argentina tras un duelo de tú a tú por una plaza en cuartos en el grupo de la muerte (23-21) Argentina y su cartel de candidata mundial han recibido un duro varapalo este sábado en Tokio. Su seleccionador, Mario Ledesma, dijo que sus pupilos, semifinalistas en 2015, llegaban a Japón para llevarse el título. También, que el duelo inicial contra Francia era imprescindible. En el grupo de la muerte, que comparten con Inglaterra, uno de los tres no estará en cuartos. El XV del Gallo, con el traje de víctima tras unos años en caída libre, ofreció su vestimenta bipolar, pero le bastó con una soberbia primera parte para llevarse un triunfo preciado. Los Pumas, orgullosos tras el descanso, deberán vencer a Inglaterra para seguir con vida. Nico Sánchez adelantó a los Pumas con una patada centrada en lo que fue el prólogo de una pesadilla. Francia respondió con su mejor juego en mucho tiempo. Su imberbe bisagra -9 y el 10 suman 43 años- aceleró el tempo sin aversión al riesgo y empezaron a suceder cosas. Penaud encontró la primera grieta y percutió cual cuchillo en mantequilla la derecha. Pareció frenar la embestida Argentina, pero los galos continuaron la secuencia. El delantero Guirado tuvo la habilidad de embolsar el balón tras un bote irregular y la acción desembocó segundos después en el ensayo de Fickou, paciente en la banda contraria. Acostumbrada al derrotismo, el ensayo dio a Francia una vitalidad desconocida. Los galos empezaron a jugar el balón con fases cortas a la mano, tuvieran o no ventaja. En la improvisación, el incontenible Penaud encontraba la fórmula. Sus compañeros tejieron una preciosa secuencia de corcheas que desembocaría en el ala, hábil para dar la asistencia en lugar de un intento nada certero de posar él mismo. Ahí llegó Dupont, el medio-melé, para asegurar el segundo ensayo en apenas cuatro minutos. El teórico distribuidor aprovechaba su olfato para anotar y el teórico definidor exhibía visión de juego para asistir. Ese es el gen de un grupo imprevisible. Ntamack, el apertura de 20 años que vivió un duro bautismo en el Seis Naciones, anotó dos conversiones exigente y Francia se veía por delante tras avanzar el doble de metros con el balón pese a disfrutar de la mitad del tiempo de posesión. Mal síntoma para los Pumas, que se lanzaron a campo contrario y buscaron soluciones con su delantera. Ya no valía recortar de tres en tres, el ensayo era un cálculo matemático y una necesidad anímica. Y lo pelearon en una secuencia larga que terminó con un golpe de castigo en contra tras una defensa hercúlea de la melé gala, liderada por Slimani. Ledesma, antes asistente de delantera, vociferaba en la zona técnica. Dos patadas atinadas más de Ntamack y su selección se marchaba al descanso con el duelo encarrilado (20-3). El paso por vestuario volvió indolente a Francia y despertó el orgullo argentino. Los Pumas regresaron a la contienda en un suspiro y ensayaron con una plataforma imparable. Apenas medió un suspiro entre el saque de touch y el posado de Petti. Sin reacción gala, repetirían la fórmula poco después con la marca de Montoya. De repente, los deprimidos argentinos echaban el brazo al aire porque estaban a cinco puntos, los que no pudo añadir al marcador Sánchez con sus patadas erradas. El 10 sería sustituido antes del la hora. Ya a tiro, a los Pumas les volvía a valer sumar de tres en tres. Francia, con su cascada de golpes de castigo, empezaba a pagar la factura, con el fantasma de la remontada de gales en el Seis Naciones ?dejó escapar un 16-0 al descanso- en el horizonte. El XV del Gallo había perdido la frescura con el balón y su 10 se veía forzado a salvar los muebles en defensa. Así las cosas, la bota de Urdapilleta, el recambio de Sánchez, culminó la remontada con menos de cuarto de hora por jugar. No se rendiría Francia, que recuperó instantáneamente el mando con un drop de Camille López, el apertura desbancado. Ese impulso, unido a un par de fallos argentinos con el balón, dieron un respiro a los galos en un duelo sin reservas que aguardaba el último gancho. La bota de Ntamack tuvo la sentencia, pero marró una patada cómoda. Argentina, que se habría visto obligada a ensayar, seguía a dos puntos con algo más de dos minutos por jugar. Y llegó el golpe decisivo en un placaje en el aire de Fickou. En lugar de acercarse a la touch, los Pumas quemaron su bala con una patada de Boffelli desde el medio campo. El oval no entró y el Mundial se pone cuesta arriba para la albiceleste. Australia remonta un duelo peliagudo ante Fiyi (39-21) Fiyi amagó durante una hora con la campanada, pero claudicó ante la delantera australiana. La selección polinesia mandó en el marcador desde un ensayo tempranero de Senebitu y superó en el primer tiempo a un rival fallón que entró en el cuerpo a cuerpo, toda una especialidad de una Fiyi inmisericorde en campo abierto. Así las cosas, el modesto combinado isleño se marchó por delante al descanso (12-14) y amplió la renta con otra marca Vuidravawalu, que aprovechó un error en la zona de creación australiana. Con el marcador cuesta arriba (12-21), Will Genia rescató a los Wallabies, que cambiaron su plan e incidieron en las debilidades fiyianas en las fases estáticas. En su versión más pragmática, Australia remontó el partido gracias a su plataforma. Tras dos marcas seguidas de Latu, que posó el balón desde el maul, la doble campeona del mundo se puso por primera vez al frente del marcador en el minuto 62. Con su delantera agotada e inferioridad numérica, la selección polinesia se vino abajo en el tramo final y Australia consolidó la victoria con el punto bonus de los cuatro ensayos. Puedes seguir Deportes de EL PAÍS en Facebook , Twitter o suscribirte aquí a la Newsletter . Se adhiere a los criterios de Más información >