Internacionales

Leyes venezolanas son inaplicables para anular bonos Pdvsa 2020, sostienen los Fideicomisarios

Nuevos Vecinos, Madrid, España
Así fue el comportamiento de los asistentes al concierto de Neutro Shorty luego de su cancelación (VIDEO)

El parlamento sentenció el incumplimiento de un pago superior a 912 millones de dólares en octubre pasado, que, según los tenedores, representa un repudio de la obligación total, ya que la administración de Juan Guaidó, con este acto y luego la demanda de nulidad, dejó claro que no tiene intenciones de seguir negociando con los tenedores

 

Los fideicomisarios del bono Pdvsa 2020, cuya nulidad está demandando el equipo de la administración interina de Juan Guaidó, sostuvieron en su respuesta a la acción judicial que las leyes venezolanas no son relevantes para determinar si la deuda debe pagarse o no, sino las normas de Estados Unidos; además, indicaron que pueden demostrar que se emitió deuda de manera sostenida sin la aprobación del parlamento y en cabeza de un gobierno -el de Nicolás Maduro- que era universalmente reconocido.

Según una nota de la agencia  Argus Media , los acreedores sostuvieron que el gobierno interino de Venezuela no tendrá a más nadie a quién culpar por la pérdida de Citgo.

Los abogados de los fideicomisarios de los títulos MUFG Union Bank y Glas Americas solicitaron al tribunal del Distrito Sur que lleva la causa sobre Citgo tener el tiempo necesario para preparar la defensa de los derechos de los tenedores.

«»En resumen, las limitaciones de tiempo impuestas por la decisión de los demandantes de esperar para llevar este caso hasta hace aproximadamente una semana no pueden justificar la privación de los acusados ​​de una oportunidad plena y justa para litigar este caso», escribió el abogado Luke Sobota, citado por  Argus .

La demanda del equipo de Guaidó llegó justo después que Estados Unidos emitiera una medida que congela todas las operaciones relacionadas con las acciones de Citgo hasta enero de 2020, una vez que la la Asamblea Nacional emitió un acuerdo donde considera nulo el canje de bonos que dio origen a la emisión de papeles amparados por la garantía de 50,1% de las acciones de la refinadora petrolera estadounidense, propiedad de Pdvsa.

El parlamento sentenció el incumplimiento de un pago superior a 912 millones de dólares en octubre pasado, que, según los tenedores, representa un repudio de la obligación total, ya que la administración de Juan Guaidó, con este acto y luego la demanda de nulidad, dejó claro que no tiene intenciones de seguir negociando con los tenedores.

Los fideicomisarios mostrarían que Venezuela emitió deuda repetidamente sin la aprobación de la Asamblea Nacional. La deuda fue manejada por un gobierno venezolano universalmente reconocido como el control del país en ese momento. Y no podría haber una razón válida para que la oposición haya esperado tanto tiempo para oponerse a los bonos, ya que su queja describía estar consciente durante años de los problemas que reclamaban con la deuda.

Puede leer la nota completa de  Argus Media aquí