Uncategorized

Venezuela pide a Brasil entregar atacantes de unidad militar

Miami, Estados Unidos, Venezuela, Caracas
Sepa en qué consiste la Ley de Solidaridad Social y Reactivación Productiva que fue aprobada en Argentina

 

 

Durante una alocución nocturna que ofreció desde el palacio presidencial, Maduro exhortó al gobierno de Jair Bolsonaro a que capture a los supuestos implicados en el asalto la víspera a la instalación militar del estado sureño de Bolívar, que aseguró están en Brasil, y se devuelvan las armas robadas

Nicolás Maduro pidió el lunes a Brasil y Perú el arresto y la deportación de los asaltantes de una unidad militar de la que fueron robados varios fusiles y lanzagranadas en el sur de Venezuela.

 

 

Durante una alocución nocturna que ofreció desde el palacio presidencial, Maduro exhortó al gobierno de Jair Bolsonaro a que capture a los supuestos implicados en el asalto la víspera a la instalación militar del estado sureño de Bolívar, que aseguró están en Brasil, y se devuelvan las armas robadas.

 

 

Tras acusar a Bolsonaro de apoyar a los asaltantes, el mandatario izquierdista sostuvo que Brasil está obligado por el derecho internacional a detener a los implicados.

 

 

Asimismo, Maduro exhortó a Perú a que detenga y entregue al opositor venezolano Vilca Fernández, de quien aseguró es el autor del asalto a la instalación militar. El gobierno envió a Fernández a Lima en el 2018 tras pasar más de dos años detenido en la sede de la policía política por cargos de participar en complots.

 

 

Por su parte, el ministro de Comunicación, Jorge Rodríguez, acusó el lunes a los diputados Gilber Caro, que fue detenido el viernes, e Ismael León y Fernando Orozco _este último un disidente del oficialismo_, todos del partido opositor Voluntad Popular, de estar implicados en el asalto a la unidad militar de la localidad de Luepa, próxima a la frontera con Brasil, en el que falleció un soldado.

 

 

Rodríguez reiteró las acusaciones contra el jefe de Voluntad Popular, Leopoldo López, quien está refugiado desde abril en la residencia del embajador de España tras un fallido alzamiento militar, y el líder opositor y también miembro de esa organización, Juan Guaidó, de estar implicados en planes contra el gobierno, pero no aportó pruebas.

 

 

Al rechazar las acusaciones, Voluntad Popular dijo que, con las acciones contra la oposición, Maduro busca el “sabotaje” a Guaidó para que no sea reelegido el 5 de enero a su puesto de presidente de la Asamblea Nacional.

 

 

“Esta película que se arma el régimen no es sino la continuación de la Operación Alacrán, porque como no les funcionó la compra de los diputados, aplican la persecución y el amedrentamiento”, expresó la organización en su cuenta de Twitter.

 

 

Durante una declaración que difundió la televisora estatal, el ministro indicó que las personas implicadas en el asalto a la unidad militar fueron entrenadas en campamentos en Colombia y recibieron la colaboración del gobierno de Bolsonaro.

 

 

Rodríguez agregó que los agresores habrían recibido financiamiento de personas que estarían en Brasil.

 

 

Brasil, Perú y Colombia rechazaron los señalamientos de las autoridades venezolanas. La cancillería colombiana dijo en un comunicado que, con sus “temerarias acusaciones”, Venezuela “sólo busca distraer la atención frente a los graves problemas domésticos inventándose enemigos externos”.

 

 

En el asalto a la instalación fronteriza fueron hurtados 120 fusiles y seis lanzagranadas RPG de manufactura rusa. Maduro informó que recuperaron cinco RPG y 111 fusiles, y señaló que los asaltantes aún tienen un lanzagranadas y nueve fusiles.

 

 

El ministro dijo que, de acuerdo con la información recabada por las autoridades, los asaltantes habrían recibido instrucciones para usar el armamento venezolano con el fin de derribar un avión o un helicóptero de las fuerzas armadas de Colombia o una aeronave civil, y crear un “falso positivo” que pudiera llevar a Estados Unidos a “intervenir militarmente en Venezuela“.

 

 

Hasta el momento las autoridades no han informado cuántas personas participaron en el asalto a la unidad militar fronteriza, y sólo dijeron que fueron capturados 11 individuos, entre ellos un sargento desertor de la Guardia Nacional.

 

 

Algunos medios locales han reportado que en el asalto a la unidad militar participaron unos 12 hombres, incluidos un oficial desertor y varios reservistas de la etnia pemón que habita en esa zona.

 

 

 

 AP