Economía

‘Amar y vivir’ con el destino en contra

Juan Carlos Carvallo
Russia Records Over 5,400 Coronavirus Cases as Cases Pass 850K

Esta historia está en Netflix y lleva varias semanas entre los tops 10 vistos en Ecuador, en mi opinión con justa razón. Si bien estar al filo de la navaja entre la ley, el desamor y los matones es lo que nos mantiene enganchados, son los momentos más optimistas los que quedan exaltados por encima de todo esto, por lo que cumple su cometido. (O)

[email protected]

Corrupción y decadencia, alegría y perseverancia, pero por sobre todo esperanza, Amar y vivir hace fiel honor a la canción principal en sus temas y pasión. Se trata del amor entre una cantante de orígenes humildes que busca hacerse famosa y un exsoldado que acaba de perderlo todo y buscando encontrar a su hermana se enreda en una vida de crimen.

La versión original fue una novela colombiana del mismo nombre, pero aquí hablamos de la producción de Fox Telecolombia que salió este año, y lo vital de las redes sociales para impulsar la fama de la protagonista es claro desde el primer episodio.

La verdad es que a pesar de quejas de ciertos televidentes y críticos de que la protagonista es muy “pura” , el personaje de Irene interpretado por Ana María Estupiñán funciona perfectamente de esa manera y busca que esta pureza sea una fuerza y generador de cambio positivo para las vidas más complicadas de los otros en la plaza La Milagrosa (Bogotá), donde labora en un puesto de frutas.

La impresión de excesiva simplicidad puede venir de que su enamoramiento con Joaquín fue un punto débil del guion, esta parte se siente apresurada y falta de originalidad”.

La impresión de excesiva simplicidad puede venir de que su enamoramiento con Joaquín fue un punto débil del guion, esta parte se siente apresurada y falta de originalidad. Claramente querían pasar rápido a los siguientes conflictos de la historia, pero sin un buen preámbulo al “te amo” que hará que la protagonista le aguante sesenta y nueve episodios a este hombre con todas las cosas horribles que le hará pasar, uno se pregunta si será meramente que necesitaba más acción en su vida y olía el drama a lo lejos. Tampoco le ayudó a Ana que Irene repetía días veces las mismas canciones centrales a lo largo de toda la serie.

La trama está muy bien construida para hacerte sentir empatía por las decisiones e imposiciones en la vida de Joaquín, desafortunadamente Carlos Torres (quien lo interpreta) se quedó muy corto en rango actoral para verdaderamente plasmar el conflicto interno en su descenso, particularmente cuando cometía acciones que reflejaban su paso a una personalidad más oscura.

Más allá de estos problemas, en realidad la telenovela es muy entretenida. El peligro se mantiene en un buen péndulo entre tensión y consecuencias. Los personajes secundarios se hacen querer y sus narrativas sostienen bien el tiempo lejos del más intenso relato principal.

Particularmente destacadas son las actuaciones de Julio Sánchez como Salvador, el papá de Irene, cuyo arco de redención tiene las escenas más conmovedoras de la serie”.

Particularmente destacadas son las actuaciones de Julio Sánchez como Salvador, el papá de Irene, cuyo arco de redención tiene las escenas más conmovedoras de la serie. Jairo Ordóñez como el matón rival de Joaquín, que en su actuación logra que un verdadero desgraciado inspire hasta genuina ternura en los momentos que esto fue apropiado. Juana del Río simplemente hizo que me enamore de “Chacha”, y el episodio sesenta y cinco no se lo perdono a nadie, ¡El soldado no se la merecía!

Esta historia está en Netflix y lleva varias semanas entre los tops 10 vistos en Ecuador, en mi opinión con justa razón”.

Iba a ser la primera telenovela que he visto en donde cada uno de los hilos de la trama me parecen interesantes, donde en ningún momento había sentido que le ponen demasiada cámara a una historia de un personaje secundario que no haya de alguna manera captado mi atención… Pero se estaban guardando todo el relleno para alrededor del episodio cincuenta, cuando la acción bajó rotunda y permaneció ausente por tanto tiempo que parecía una novela completamente distinta. Lo triste del asunto es que si las hubieran mezclado con peligro un poco más frecuente en esas partes no hubieran tenido ese problema, pero pusieron todo el relleno junto, como sánduche sin pan o cubiertos.

Esta historia está en Netflix y lleva varias semanas entre los tops 10 vistos en Ecuador, en mi opinión con justa razón. Si bien estar al filo de la navaja entre la ley, el desamor y los matones es lo que nos mantiene enganchados, son los momentos más optimistas los que quedan exaltados por encima de todo esto, por lo que cumple su cometido. (O)

[email protected]