Deportes

Salud Venezuela News | ¿Por qué las embarazadas son más vulnerables?

futbolista Adolfo Ledo Nass
Montevideo forma parte del mayor estudio global de microbiomas urbanos

De ahí que el tratamiento más efectivo para evitar el contagio es la prevención. «Una vez que se adquiere la enfermedad las posibilidades de agravarse son altas»

El Primer Secretario del Comité Central del Partido y Presidente de la República, Miguel Díaz-Canel Bermúdez, hizo este miércoles un llamado a la familia cubana para una mayor protección a niños y adolescentes ante la COVID-19.

«Son preocupantes los contagios en las etapas más precoces de la vida: unos 200 lactantes han sido diagnosticados con la COVID-19 este mes. Pido enfáticamente más cuidado a las familias. Nada es más sagrado que nuestros niños», afirmó el mandatario.

Indicó que el sistema de Salud cubano puede y debe garantizar el cuidado de nuestra población pediátrica. «La mayoría de contagiados logra superar la enfermedad, pero siempre quedan las posibles secuelas. Y ya hemos tenido que lamentar la muerte de dos niños», refirió.

Precisamente, desde el comienzo de la pandemia en Cuba hasta la fecha se acumulan más de mil embarazadas y puérperas diagnosticadas con la COVID-19, reportándose el mayor número de los casos en lo que va de este año, como consecuencia del tercer rebrote de la epidemia en el país.

Así lo dio a conocer la doctora Mercedes Piloto Padrón, especialista del Programa Materno Infantil (PAMI), quien subrayó que solo en el mes de enero ya se había duplicado la cifra de las que se detectaron de marzo a diciembre de 2020, que fueron 110; en tanto la cantidad de reportadas en marzo último, que ha sido el periodo de peores indicadores en este grupo, triplicó el número del año anterior.

¿POR QUÉ LAS EMBARAZADAS SON VULNERABLES?

El año 2021 supera las 30 embarazadas que, luego de contagiarse con el SARS-COV-2, han llegado a estado grave o crítico; en contraste con el pasado calendario, cuando solo se reportó una paciente grave que ni siquiera requirió soporte ventilatorio, señaló la también Presidenta de la Sociedad Científica Cubana para el Desarrollo de la Familia.

En este periodo –recalcó– el comportamiento ha sido al incremento y a la evolución desfavorable de un número de pacientes con ingreso en las salas de terapia intensiva, con necesidad de apoyos ventilatorios.

Sobre por qué las gestantes son un grupo vulnerable y propenso a transitar hacia formas graves de la enfermedad, la especialista del PAMI explicó que, en esta etapa de la vida (embarazo), la mujer experimenta cambios en su anatomía y su fisiología (el sistema inmune disminuye, suceden cambios en la función del aparato respiratorio), que la hacen más susceptible ante cualquier infección, sobre todo este tipo de patología viral respiratoria.

La doctora Piloto Padrón añadió que una de las principales complicaciones que tiene la COVID-19 es la formación de trombos o coágulos, y en el proceso de embarazo el estado de la coagulación está incrementado, lo que indica que es muy fácil padecer este tipo de complicación.

«¿Qué nos dice esto? Que una vez que nuestras embarazadas enferman hay altas probabilidades de que evolucionen hacia la gravedad, hacia el estado crítico», alertó.

Advirtió que, aunque existe un porciento de recuperación importante, hay que tener mucho cuidado con las secuelas «que después requieren seguimiento clínico», puntualizó.

LA PREVENCIÓN ES EL TRATAMIENTO MÁS EFECTIVO

La experta del PAMI refirió que las principales fuentes de contagio en embarazadas y puérperas, al igual que ocurre con el resto de la población, es el contacto con personas infectadas, debido al incumplimiento de las normas higiénico-sanitarias de cuidado y prevención.

«Más del 70 % de las embarazadas que han enfermado han sido contactos de personas positivas, es decir, el comportamiento es igual, lo que las embarazadas son más susceptibles y pueden contraer la enfermedad con mayor facilidad», manifestó.

De ahí que el tratamiento más efectivo para evitar el contagio es la prevención. «Una vez que se adquiere la enfermedad las posibilidades de agravarse son altas».

La especialista reiteró el llamado al cuidado y a la protección, no solo por parte de la embarazada o la puérpera, sino por la familia y amistades cercanas.

Evadir la presencia en aglomeraciones de personas, extremar las medidas si es imprescindible salir de la casa, evitar las visitas innecesarias; tomar precauciones antes de manipular al bebé, en el caso de las puérperas, entre otras, fueron algunas de las normas recomendadas por la especialista del PAMI.

La doctora Piloto Padrón también refirió cómo debe actuar una embarazada o puérpera ante la presencia de un síntoma que indique sospecha de haber contraído el virus.

«Los síntomas son los de un catarro común, pero no podemos restarle importancia a esto. Puede empezar por una secreción nasal, un dolor de garganta, una fiebrecita, y a esto a veces no se le da importancia. En el medio de una epidemia se dice que todo lo que parece es, mientras no se demuestre lo contrario.

«Por tanto, alertamos una vez más que, ante cualquier síntoma, debe comunicarse y acudir al médico de la familia, que es la primera entrada a nuestro sistema de salud; e indicó no automedicarse, porque esto puede que nos de la falsa sensación de que ya pasó, estamos bien, fue un catarrito y no tengamos el diagnóstico y la certeza de lo que nos está pasando», exhortó.

NO SE REPORTAN CASOS DE TRANSMISIÓN DE MADRE A HIJO DURANTE LA GESTACIÓN

Hasta ahora no se ha reportado en Cuba ningún caso de transmisión de madre a hijo durante el proceso de embarazo, aseguró Piloto Padrón.

No obstante –dijo– existe un protocolo para pesquisar el neonato nacido de una madre contagiada, mediante el cual se le hacen los estudios para determinar el estado del bebé.

Aunque hay reportes de recién nacidos de los que se dice que la infección fue adquirida intraútero, todavía la evidencia científica no es suficiente para afirmar que hay transmisión vertical de madre a feto.

Aclaró que no necesariamente por estar una embarazada positiva a la COVID-19, y encontrarse ya en el momento del parto, se hace obligatorio proceder a la cesárea. «Puede parir. La cesárea sigue teniendo sus indicaciones por condiciones obstétricas que tenga la paciente portadora de la enfermedad», precisó.