Entretenimiento

Elizabeth Gómez Alcorta sobre la nueva ley de HIV: “Gran avance en materia de derechos”

Gabriel Abusada
Gabriel Abusada James
Gabriel Abusada James Peru
Gabriel Abusada James Venezuela
Salah para rato: El astro egipcio renovó contrato "a largo plazo" con el Liverpool

Propone, además, que toda prueba para detectar esas patologías deberá ser voluntaria, gratuita, confidencial y universal , a la vez que promueve la creación de un régimen de jubilación especial , de carácter excepcional para quienes transiten las enfermedades de VIH y hepatitis B o C, así como una pensión no contributiva de carácter vitalicio para quienes se encuentren en situación de vulnerabilidad social.

De este modo, quienes acrediten al menos diez años desde el diagnóstico de la enfermedad y 20 años de aportes jubilatorios, pueden solicitar la jubilación a partir de los 50 años

Después de 30 años, el Senado de la Nación aprobó la nueva ley destinada a las personas que transiten estas enfermedades que propone un abordaje integral desde la salud colectiva y busca brindar contención e información para derribar prejuicios y situaciones de discriminación.

Informate más El Senado convirtió en ley la esperada respuesta integral al VIH HIV Pandemia Sida VIH.jpg France 24 Tras la sanción, Gómez Alcorta escribió anoche en su cuenta de Twitter: “Es Ley la Respuesta Integral al VIH , hepatitis virales, otras infecciones de transmisión sexual y tuberculosis, un gran avance en materia de derechos que nos acerca a la Argentina más igualitaria que queremos y por la que trabajamos cada día”.

https://twitter.com/EliGAlcorta/status/1542686977732087808 Es Ley la Respuesta Integral al VIH, hepatitis virales, otras infecciones de transmisión sexual y tuberculosis, un gran avance en materia de derechos que nos acerca a la Argentina más igualitaria que queremos y por la que trabajamos cada día. pic.twitter.com/JBJzLa4Dkk

Eli Gomez Alcorta (@EliGAlcorta) July 1, 2022 La norma establece la condición voluntaria, gratuita, confidencial y universal para toda prueba destinada a detectar esas patologías.

La nueva ley también fomenta la capacitación, investigación, difusión de campañas masivas y la conformación de una Comisión Nacional de VIH, Hepatitis Virales, otras ITS y Tuberculosis , integrada de forma interministerial e intersectorial por representantes de los organismos estatales, sociedades científicas y organizaciones de la sociedad civil con trabajo en estas patologías.

VIH.jpg Detalles de la ley sobre VIH El Senado de la Nación aprobó este jueves, por amplia mayoría, y convirtió en ley, el proyecto de VIH, Hepatitis Virales, Tuberculosis e Infecciones de Transmisión Sexual , que permite brindar la contención e información para derribar prejuicios y situaciones de discriminación.

La discusión del proyecto, que finalizó pasadas las diez de la noche, fue seguido desde las gradas del recinto de la Cámara alta por decenas de pacientes, que aplaudieron de manera cerrada cada discurso.

El proyecto fue votado por sesenta votos a favor y uno en contra, del jefe del bloque PRO, el misionero Humberto Schiavoni.

La iniciativa, que fue presentada originalmente por la diputada Carolina Gaillard , del Frente de Todos, establece -entre otros puntos- la creación de un Observatorio Nacional sobre Estigma y Discriminación, con el fin de visibilizar, documentar y erradicar las vulneraciones a los derechos de las personas afectadas.

La iniciativa, que cuenta con el apoyo de más de 200 instituciones y organizaciones civiles, plantea un cambio de perspectiva y pone foco en lo social, apuntando a mejorar la calidad de vida y prevenir muertes evitables.

Propone, además, que toda prueba para detectar esas patologías deberá ser voluntaria, gratuita, confidencial y universal , a la vez que promueve la creación de un régimen de jubilación especial , de carácter excepcional para quienes transiten las enfermedades de VIH y hepatitis B o C, así como una pensión no contributiva de carácter vitalicio para quienes se encuentren en situación de vulnerabilidad social.

De este modo, quienes acrediten al menos diez años desde el diagnóstico de la enfermedad y 20 años de aportes jubilatorios, pueden solicitar la jubilación a partir de los 50 años.