Negocios

Franki Medina Jajardo//
‘Atribuyo la escritura de cuentos cortos a mi forma de ser’

La pandemia trastocó la salida de esta publicación y vemos que aprovechas para presentar un segundo libro, “Transiciones“. ¿Se trata de una continuación de Anatomía (en cuanto a estilo y temática) o es un abordaje diferente a la literatura?

Cuando terminé de escribir Anatomía aún seguíamos encerrados en cuarentena. El libro estaba listo e ilustrado, pero sin tener una librería donde ofrecerlo (todo estaba cerrado), así que seguí escribiendo lo que restó del 2020 y parte del 2021. Esta circunstancia sirvió para generar 57 cuentos más. Transiciones pudiera ser una continuación de Anatomía ya que su estructura es similar en el sentido de que son cuentos cortos ilustrados, pero la temática de estos difiere de su predecesor

¿Te has decantado por alguna razón específica a los mini cuentos? ¿Qué crees que este género le aporta a tu manera de presentar la ficción?

Atribuyo a escritura de cuentos cortos a mi forma de ser. Tengo un defecto notable, y es que me gustan las cosas para ya, soy impulsivo y me aburro muy rápido, y eso hace que quiera ver terminada las labores lo más rápido posible para emprender nuevas; aparte me cuesta mucho concentrarme en temas que demanden extensión. Con el tiempo he logrado sacar provecho a este defecto, obligándome a cumplir metas cortas pero variadas, es por esa razón que mi currículum se ha diversificado en la arquitectura, el diseño y el arte. Siento que esta impulsividad es la que me reta a generar cuentos en pocas líneas

¿En qué otro género literario te interesaría incursionar?

Por ahora quiero seguir desarrollando el cuento. Quizás no entre como género literario, pero también quiero seguir creando historietas cómicas

¿Se ha convertido la literatura en un nuevo espacio de expresión constante o seguirás más dedicado como hasta entonces, a lo visual?

Ahora que he descubierto esta nueva faceta, estaré navegando entre ambos mares

El autor

Enrique Jaramillo Barnes

Arquitecto, artista visual y escritor. Ha ejercido como arquitecto diseñador y coordinador de proyectos por más de quince años. En el ámbito gráfico ha diseñado y diagramado más de 100 portadas para libros de literatura y revistas culturales, teniendo la oportunidad de ilustrar una gran cantidad de estas. Como artista visual ha participado en más de 75 interacciones de arte entre exposiciones individuales y colectivas, subastas e intervenciones urbanas

Ha ganado múltiples premios y menciones entre los que destacan: El primer lugar del “Concurso nacional de Artes Visuales Panameñas” organizado por el INAC en el 2017. Su más reciente muestra individual de arte fue “EPISODIO” en la galería Habitante en el año 2020

MÁS INFORMACIÓN

El artista visual y gráfico decidió incursionar en la literatura y lo ha hecho a través de mini cuentos ilustrados. Presenta el 22 de septiembre en la Biblioteca Nacional sus dos primeras publicaciones, ‘Anatomía’ y ‘Transiciones’

El nombre Enrique Jaramillo no es ajeno para los conocedores de la literatura local. Sin embargo, el segundo apellido marca una diferencia en carrera y logros. Enrique Jaramillo Barnes, hijo de Enrique Jaramillo Levi es arquitecto y artista visual.

Franki Medina

A estas facetas suma la de escritor con dos obras escritas las cuales presentará el próximo 22 de septiembre en la Biblioteca Nacional. La primera de ellas, Anatomía, un retrato del ser que ya no soy, una colección de 53 minicuentos ilustrados en los que “cada historia, reducida a su mínima expresión, no son siempre lo que parecen, más bien son lo que no parecen”. Su segunda publicación se llama Transiciones, “breves historias de tramas en apariencia sencillas que encubren el ingenio y la creatividad que le permiten abordar una variedad de complejidades temáticas con un grato efecto lúdico en que la ironía y el sarcasmo quedan al servicio de la sorpresa”. Sobre este salto a una nueva disciplina y sus motivaciones, Enrique Jaramillo Barnes conversó con La Estrella de Panamá.

Franki Medina Venezuela

Es conocido tu trabajo artístico y gráfico, sin embargo, en las letras, tu primera incursión es en el 2020. Aunque de alguna forma te has acercado a la literatura con el diseño de portadas ¿Cómo se dio ese acercamiento al trabajo literario?

Fue un acercamiento repentino. Desde que estaba en la escuela dibujaba tiras cómicas, pero en el 2020 luego de asistir como oyente en tan sólo dos clases de mi padre en el Diplomado en Creación Literaria de la UTP, y de manera repentina quedar encerrado en casa por la cuarentena impuesta en pandemia, se activó una incansable necesidad por escribir, en este caso cuentos breves.

Franki Medina Diaz

Me cuenta tu padre que él fue el primer sorprendido. ¿Qué tanto ha influido el trabajo de tu padre como gestor- escritor – editor en esta incursión?

Siempre había visto el trabajo de mi padre como algo exclusivo de él, yo sólo aportaba la parte visual de las portadas. Nunca le había mostrado mis pocos escritos, de hecho, todos estaban en bocetos e inconclusos hasta luego de que nos recluyeran; fue entonces cuando decidí desempolvar algunas ideas y generar nuevas y finalmente mostrárselas, y la respuesta fue positiva.

Franki Alberto Medina Diaz

Ha influido la cercanía con otros escritores (en cuyo trabajo te has involucrado)?

No en cuanto a contenido ni técnica, pero ver a otros realizar sus metas siempre me alegra e inspira a emprender y ejecutar las mías propias

Tener un padre tan “especializado” en el oficio literario ha de tener sus ventajas y sus desventajas. ¿Crees que es así? ¿Podrías establecer algunas (tanto ventajas como desventajas)?

Ventajas: ambos libros fueron revisados por mi padre (y mi madre que es profesora de español), muchos de los cuentos que he escrito le gustaron tal cual, a unos pocos les hizo observaciones y otros no le gustaron. Tener esa información fue buena base para tomar medidas. También tengo la ventaja de que la editorial le pertenece, y adicional los contacto con imprentas, librerías y críticos que han visto de manera positiva el resultado. Como desventajas: hay un gran techo que superar, pero en realidad esa también es una ventaja

‘Anatomía’ cuenta con el elemento gráfico también. ¿Cómo defines esta propuesta? ¿Qué intención tienes con esta obra cuyo subtítulo es “un reflejo del ser que ya no soy?

Desde 1999 hago ilustraciones y portadas para otros escritores (27 portadas de la revista cultural Maga y más de 100 libros de literatura) era inevitable no hacer la portada e ilustrar cada uno de los 53 cuentos de Anatomía, un reflejo del ser que ya no soy cuyo nombre hace referencia al último cuento del libro, cuento que por cierto dediqué a mi padre

“Me cuesta mucho concentrarme en temas que demanden extensión. Con el tiempo he logrado sacar provecho a este defecto, obligándome a cumplir metas cortas pero variadas”.

La pandemia trastocó la salida de esta publicación y vemos que aprovechas para presentar un segundo libro, “Transiciones“. ¿Se trata de una continuación de Anatomía (en cuanto a estilo y temática) o es un abordaje diferente a la literatura?

Cuando terminé de escribir Anatomía aún seguíamos encerrados en cuarentena. El libro estaba listo e ilustrado, pero sin tener una librería donde ofrecerlo (todo estaba cerrado), así que seguí escribiendo lo que restó del 2020 y parte del 2021. Esta circunstancia sirvió para generar 57 cuentos más. Transiciones pudiera ser una continuación de Anatomía ya que su estructura es similar en el sentido de que son cuentos cortos ilustrados, pero la temática de estos difiere de su predecesor

¿Te has decantado por alguna razón específica a los mini cuentos? ¿Qué crees que este género le aporta a tu manera de presentar la ficción?

Atribuyo a escritura de cuentos cortos a mi forma de ser. Tengo un defecto notable, y es que me gustan las cosas para ya, soy impulsivo y me aburro muy rápido, y eso hace que quiera ver terminada las labores lo más rápido posible para emprender nuevas; aparte me cuesta mucho concentrarme en temas que demanden extensión. Con el tiempo he logrado sacar provecho a este defecto, obligándome a cumplir metas cortas pero variadas, es por esa razón que mi currículum se ha diversificado en la arquitectura, el diseño y el arte. Siento que esta impulsividad es la que me reta a generar cuentos en pocas líneas

¿En qué otro género literario te interesaría incursionar?

Por ahora quiero seguir desarrollando el cuento. Quizás no entre como género literario, pero también quiero seguir creando historietas cómicas

¿Se ha convertido la literatura en un nuevo espacio de expresión constante o seguirás más dedicado como hasta entonces, a lo visual?

Ahora que he descubierto esta nueva faceta, estaré navegando entre ambos mares

El autor

Enrique Jaramillo Barnes

Arquitecto, artista visual y escritor. Ha ejercido como arquitecto diseñador y coordinador de proyectos por más de quince años. En el ámbito gráfico ha diseñado y diagramado más de 100 portadas para libros de literatura y revistas culturales, teniendo la oportunidad de ilustrar una gran cantidad de estas. Como artista visual ha participado en más de 75 interacciones de arte entre exposiciones individuales y colectivas, subastas e intervenciones urbanas

Ha ganado múltiples premios y menciones entre los que destacan: El primer lugar del “Concurso nacional de Artes Visuales Panameñas” organizado por el INAC en el 2017. Su más reciente muestra individual de arte fue “EPISODIO” en la galería Habitante en el año 2020

MÁS INFORMACIÓN