Tecnología

La búsqueda de una mujer en Wyoming se centra en un misterioso barril

Koester y Kennedy han animado a un grupo de mujeres, en su mayoría locales, a realizar búsquedas los sábados en el área de Gillette varias veces al mes. A veces, una docena de personas aparecen. Otros días, unas dos docenas. Wainaina y otros miembros de la comunidad keniana en el área metropolitana de Boise a veces hacen el viaje de 12 horas para unirse a ellos

(CNN) — La consola del Audi negro de Stacy Koester está guardada con artículos que no se encuentran en la mayoría de los autos: guantes de látex azules. Medicamento para la alergia. Vendajes. Pequeños cuchillos utilitarios.

Ella no es una doctora que hace visitas a domicilio. Es parte de un equipo de mujeres en Gillette, Wyoming, que dedica gran parte de su tiempo a buscar pistas en el caso de una mujer desaparecida que nunca conocieron.

Irene Gakwa fue vista por última vez por su familia durante una videollamada el 24 de febrero y fue reportada desaparecida a fines de marzo. Ella tenía 32 años en ese momento. La inmigrante keniana vivía en Gillette con su novio, Nathan Hightman, quien es considerado una persona de interés en su desaparición. Está acusado por separado de cinco delitos graves por supuestamente transferir dinero de su cuenta bancaria, cambiar su contraseña de banca en línea, agotar su tarjeta de crédito y eliminar su cuenta de correo electrónico después de que ella desapareció.

Voluntarios locales se reúnen en Gillette, Wyoming, para buscar pistas sobre la desaparición de Irene Gakwa.

Vistiendo camisetas con las palabras “¿Dónde está Irene?” y el “Equipo Irene, las mujeres han recorrido cientos de kilómetros en sus autos, recorriendo las vastas llanuras altas del condado de Campbell en busca de cualquier cosa que pueda ayudar a resolver el misterio.

El fin de semana pasado, su búsqueda incluyó a unas dos docenas de personas, 10 caballos y vehículos todoterreno donados por residentes locales para ayudarlos a explorar el área desde un punto de vista más elevado.

Un gran foco de su búsqueda es un barril de metal de 55 galones que, según la policía de Gillette, puede estar relacionado con el caso.

“Creemos que el barril es una parte clave de la investigación”, dijo Koester.

El barril “es un artículo de interés”, dice la policía En un comunicado de mayo, la policía de Gillette dijo que están “solicitando información sobre la posibilidad de un barril de metal de 55 galones, que puede haber sido quemado y/o abandonado dentro del condado”.

La policía se ha negado a decir por qué están buscando detalles sobre el barril o qué papel pudo haber jugado en la desaparición de Gakwa.

Pero el hermano mayor de Gakwa, Kennedy Wainaina, reveló que la policía de Gillette le dijo a la familia que un vecino dijo haber visto lo que parecía ser un fuego ardiendo en un barril en el patio trasero de Hightman entre fines de febrero y marzo.

La policía les dijo que registraron la propiedad de Hightman pero que no lo encontraron, indicó Wainaina a CNN.

En una declaración a CNN, Dan Stroup, el detective principal del caso, se negó a compartir detalles adicionales sobre el barril o la afirmación de Wainaina.

“No puedo hacer ningún comentario sobre el barril, aparte de que es un elemento de interés que nos gustaría examinar como parte de esta investigación”, dijo.

Mujeres que ayudan a buscar a Irene Gakwa colocan carteles en busca de información el 18 de junio en Gillette, Wyoming.

CNN ha dejado mensajes de texto y correo electrónico con dos vecinos de Hightman, pero no ha recibido respuesta. CNN también contactó a Hightman para solicitar comentarios, pero no ha recibido respuesta.

Koester y otros ahora peinan el área en busca del bidón, aunque su búsqueda se complica por el hecho de que el noreste de Wyoming está lleno de campos de petróleo y gas natural y, por defecto, bidones de petróleo. Muchos de ellos están en propiedad privada a la que no se puede acceder sin el permiso de los propietarios.

Los investigadores han dicho que siguen varias pistas sobre la desaparición de Gakwa, incluida una críptica que “indica que Irene pudo haber sido llevada a un área rural, una mina o una ubicación de petróleo y gas… en un vehículo de pasajeros o en un todoterreno”, según un comunicado emitido en abril.

La policía de Gillette asegura que busca información sobre una Subaru Crosstrek gris o plateada con placas de Idaho que pudo haber invadido propiedad privada, posiblemente en un área rural, entre el 24 de febrero y el 20 de marzo.

El auto está registrado a nombre de Hightman, dijo Stroup a CNN. Se negó a proporcionar detalles adicionales.

“Esta es todavía una investigación muy activa”, señaló Stroup. “Tengan la seguridad de que nuestro equipo trabaja diligentemente para resolver este caso”.

Un grupo de mujeres en Gillette hace búsquedas frecuentes Koester y su coorganizadora de búsqueda, Heidi Kennedy, tienen la misión de averiguar qué le sucedió a Gakwa.

Nacida y criada en Kenia, Gakwa se mudó a Idaho en mayo de 2019 con la esperanza de iniciar una carrera en el cuidado de la salud. Una mujer pequeña, mide poco más de 1,50 metros de alto y pesa alrededor de 40 kg.

Se mudó a Gillette en el verano de 2021, pero los voluntarios locales que participaron en la búsqueda no la conocían. “Ella es miembro de nuestra comunidad”, dijo Kennedy. “Tenemos que seguir buscando”.

Los dos hermanos de Gakwa viven en un suburbio de Boise, Idaho, mientras que sus padres están en Kenia. Entonces, Koester y Kennedy han asumido el liderazgo de los esfuerzos locales de base para encontrar respuestas.

Chris Gakwa y su esposa, Gyoice Abatey, asisten a una vigilia por su hermana desaparecida, Irene Gakwa, en un parque en Gillette, Wyoming.

Sus esfuerzos se han convertido en un salvavidas para una familia que intenta mantener la esperanza, pero que teme lo peor.

“Estas mujeres, no tengo palabras para explicar cómo han ayudado a nuestra familia”, dijo Wainaina. “Se han convertido en nuestra familia en Gillette, son nuestros pies en la tierra. Nos han mantenido informados de todo lo que sucede con las búsquedas. Hemos tratado de darles dinero para pagar algunos de los gastos de la búsqueda, pero han dicho que no”.

Koester y Kennedy han animado a un grupo de mujeres, en su mayoría locales, a realizar búsquedas los sábados en el área de Gillette varias veces al mes. A veces, una docena de personas aparecen. Otros días, unas dos docenas. Wainaina y otros miembros de la comunidad keniana en el área metropolitana de Boise a veces hacen el viaje de 12 horas para unirse a ellos.

En las últimas semanas, los buscadores hurgaron en bolsas de basura, miraron dentro de contenedores de basura y caminaron a través de túneles de drenaje.

“A veces me preocupa que lo único que pasamos por alto es lo que tendrá respuestas”, comentó Koester.

Han prometido entregar cualquier cosa sospechosa al Departamento de Policía de Gillette.

También enfocan la atención en Hightman Hightman, de 39 años, se declaró inocente de los cargos financieros y está programado para ir a juicio en diciembre.

Se le considera una persona de interés en su desaparición y “no se ha puesto a disposición de los detectives que buscan resolver las preguntas que existen en la investigación”, señaló la policía de Gillette en un comunicado.

“Creemos que tiene información sobre la desaparición de Irene, pero ha elegido no proporcionar esa información a las fuerzas del orden en este momento”, dijo Stroup.

Hightman contó a los investigadores que vio a Gakwa por última vez a fines de febrero, cuando llegó a casa una noche, empacó su ropa en dos bolsas de plástico y se fue en una camioneta de color oscuro, según la declaración jurada de causa probable. Le dijo a la policía que no había sabido nada de ella desde entonces.

CNN ha hecho repetidos intentos de comunicarse con Hightman por teléfono, mensaje de texto y correo electrónico, pero no ha respondido.

Koester y otros vecinos se han reunido afuera de la casa de Hightman, con carteles y coreando: “Nate, ¿dónde está Irene?”.

Nathan Hightman está acusado de delitos financieros contra Irene Gakwa. Antes de su desaparición, la pareja vivía junta en Gillette, Wyoming.

Koester también lanzó una cuenta de TikTok dedicada a encontrar a Gakwa y comenzó a publicar videos en junio, instando a los residentes locales a unirse a la búsqueda.

La semana pasada, Hightman presentó una orden de protección por acecho contra Koester, acusándola de amenazarlo, compartir su información personal en los videos y acosarlo con mensajes de texto y llamadas telefónicas no solicitadas.

En su petición, presentada en el Tribunal de Circuito del Condado de Campbell, dijo que Koester pasó frente a su casa mientras gritaba su nombre y publicó su horario en línea para incitar a la gente en su contra.

Koester negó las acusaciones y dijo que Hightman trata de silenciarla. Ella dijo que le envió varios mensajes de texto en julio, implorándole que los ayudara a encontrar a Gakwa.

“No me importan tus cargos criminales…”, escribió Koester en un texto que compartió con CNN. “Sin embargo, Irene es una historia diferente… simplemente está desaparecida. Por favor, dime dónde buscar”.

Hightman no respondió a los mensajes, dijo Koester.

Un juez desestimó la petición de Hightman el jueves, dijo Joseph Bolton, secretario del Tribunal de Circuito del condado de Campbell.

Los buscadores le prometieron a su familia que seguirán buscando Mientras tanto, Kennedy y Koester dicen que seguirán reuniendo al grupo de mujeres, en su mayoría del área de Gillette, para que continúen con la búsqueda.

Como madres de hijas, le han prometido a la familia de Gakwa que seguirán buscando hasta que la encuentren o haya una resolución en su caso.

“Solo queremos que la encuentren. Queremos lograr un cierre para su familia, sin importar el tiempo que tome, espero que no tome mucho tiempo”, dijo Kennedy. “Podría ser uno de nosotros, nuestras madres, niños. Tenemos que tratar de encontrarla u obtener respuestas”.

Lacey Ayers habla con Stacy Koester, izquierda, y Melissa Bloxom mientras colocan carteles con una imagen de Irene Gakwa en un patio en Gillette, Wyoming.

Kennedy y Koester han iniciado un mensaje grupal con la familia de Gakwa en Idaho y Kenia para mantenerlos actualizados sobre los desarrollos. Después de meses de búsqueda, no hay mucho nuevo que informar. Pero dicen que todavía no se dan por vencidos.

Algunos días, mientras hacen mandados, las mujeres toman un desvío por un camino rural en lugar de una calle concurrida, tratando de concentrarse en una búsqueda rápida. Sus primeras búsquedas fueron un “desorden” caótico, dijo Koester, pero desde entonces han aprendido a ser más organizadas y enfocadas. Su próxima búsqueda es el 24 de septiembre.

Koester les da a las buscadoras una bolsa que incluye medicamentos en caso de contacto con insectos o plantas a las que son alérgicas, y cuchillos para cortar cualquier objeto enredado. Tiene vendajes a mano para magulladuras inesperadas en terreno accidentado.

Las organizadoras no revelan los lugares de búsqueda de antemano para evitar cualquier movimiento preventivo de evidencia. Usan una aplicación para realizar un seguimiento de sus búsquedas para que no pasen por la misma área dos veces.

“No soy una criminal, pero trato de pensar como tal”, dijo Koester. “Si quisiera esconder algo, ¿dónde lo pondría?”.

Source link